Acompañamiento en Crisis Existencial

Esta crisis puede suponer al final una oportunidad para poder reinventarte y plantearte nuevos objetivos vitales.  Estos aparecen por voluntad propia y requiere de comprensión y apertura al cambio.

Reconducir la mirada, escucharnos y buscar dónde queremos dejar nuestras huellas nos hará estar presentes y en paz con nuestro propio ritmo, que seguramente nada tendrá que ver con otro.

Conflicto Emocional Almería

Acompañamiento en Crisis Existencial

A veces  perdemos de vista el enfoque de nuestros pasos, de nuestro camino genuino y natural que nuestra propia experiencia nos muestra.

De repente nuestros esquemas mentales por alguna razón dejan de servirnos y nos sentimos perdidos/as, no sabemos qué camino seguir, cuál es nuestra meta, cuál es el sentido de lo que hacemos o porqué estamos aquí.

Es como si la visión de tu propia vida necesitase actualizarse. Y te preguntas, ¿qué estoy haciendo aquí?, ¿cuál es el sentido de mi vida?Esto quizá te lleve a un proceso de autorreflexión e introspección que genera un coste emocional para poder volver a conectar contigo mismo/a.

A veces aparece desmotivación por lo que uno/a hace, falta de ilusión por emprender nuevas tareas, aburrimiento, sensación de que lo que haces se queda a medio camino o no te llena lo suficiente.

Surge de la mano de esto muchos pensamientos y cuestionamientos sobre cómo sería la vida vivida de otra forma, las ganas de dar un vuelco radical a tu vida ,la angustia por no saber cuál es tu propósito vital, la dificultad para expresar qué es lo que te pasa cuando a veces los demás incluso te dicen “ lo tienes todo para ser feliz”.

A veces incluso surge el bloqueo y caemos en una visión negativa de uno mismo/a, del mundo y del futuro que nos espera si seguimos haciendo lo que hasta ahora hemos estado haciendo.

Es como si ese algo por lo que luchar que le da sentido real a lo que haces se hubiera desvanecido. Hay vacío.

Sin embargo, hay una segunda parte, y era a lo que concedían especial importancia los existencialistas, el poder de elección y de ser responsables.

HABLO DE BUSCAR ESE SENTIDO DE TU VIDA, ESA META, ESOS SUEÑOS. ESCUCHARTE.

Estructurar tus expectativas de modo que estas no te frustren sino que te alienten a continuar.

Aceptar el punto vital en el que te encuentras sin dejar que te atrape como si de arenas movedizas se tratase.

Buscar nuevas estrategias de afrontamiento más eficaces.

Trabajar tu autoestima y autoconcepto.

Redirigir el camino elegido con responsabilidad y libertad de elección cuantas veces haga falta hasta sentir que ES ESE CAMINO, Y AHÍ ERES TÚ SIENDO TÚ.

Parafraseando a Nitzche:

«Quien tiene un porqué para vivir, encontrará casi siempre el cómo». 

Esta crisis puede suponer al final una oportunidad para poder reinventarte y plantearte nuevos objetivos vitales.  Estos aparecen por voluntad propia y requiere de comprensión y apertura al cambio.

Parar, reconducir la mirada, escucharnos y buscar dónde queremos dejar nuestras huellas nos hará estar presentes y en paz con nuestro propio ritmo, que seguramente nada tendrá que ver con otro.